Especial Brasil

Juan Lacaze en lucha por las fuentes de trabajo

Solidaridad con los trabajadores de Fanapel

 

El pueblo de Juan Lacaze, ubicado en el departamento de Colonia, se encuentra actualmente en una nueva lucha por las fuentes de trabajo, ante el cierre de la empresa Fanapel que envió 250 trabajadores al seguro de paro. Hace algunas semanas, unos 3000 trabajadores, vecinos y pequeños comerciantes (que cerraron sus comercios en solidaridad), se manifestaron para exigir soluciones.

 

Juan Lacaze, un pueblo de trabajadores con gran tradición de lucha, viene lidiando con el problema del desempleo desde hace años con el cierre de industrias que dejan a miles y cientos de trabajadores en las calle, obligando a muchos jóvenes a irse a Montevideo u otros departamentos, ante la falta de perspectivas laborales. Una situación que tiene como responsables a las patronales que luego de amasar fortunas, cierran las puertas y se van, amparados y beneficiados siempre por los gobiernos de turno.

 

Desde la juventud de Izquierda Socialista de los Trabajadores, nos hicimos presentes en la ciudad para dialogar con los trabajadores, vecinos y pequeños comerciantes, para que nos cuenten como están viviendo esta situación, y para llevar nuestra solidaridad. Los vecinos accedieron muy amablemente a charlar con nosotros, y nuestro volante en apoyo a la lucha de Fanapel fue acogido con simpatía, varios pequeños comercios de forma solidaria dejaron el volante en los mostradores de sus tiendas para que fueran recogidos por los vecinos.

 

En el recorrido por las casas obreras que se encuentran cerca del centro de la ciudad, charlamos con Jorge, un ex obrero de las textiles Campomar y Angolán SA. Nos comentó que Juan Lacaze es un pueblo “que siempre fue izquierdista, pero sin embargo acá no vino nadie de la izquierda a hacer nada por nosotros (…) el gobierno lamentablemente deja que desear, a mi que siempre fui del Frente Amplio, me deja mucho que desear (…) no solo por la textil, sino por otras cosas que enrolan, el aumento de la luz...”

 

En el local sindical de los obreros papeleros que se encuentra a pocas cuadras, estaba la pancarta de los trabajadores de centros CAIF, en apoyo a la lucha de los trabajadores de Fanapel. Las pancartas pidiendo soluciones para los trabajadores, son parte del paisaje actual del pueblo, que lucha por mantener las fuentes laborales. En el local sindical, charlamos con Matias, extrabajador de Fanapel y activista del sindicato papelero, quien mostró su preocupación: “son 300 familias, y el único puesto de trabajo seguro que hay es Fanapel”, y comentó las consecuencias del cierre de una industria tan importante para el pueblo: “las estaciones de servicio, algunas tiendas, ya están empezando a mandar trabajadores al seguro de paro.”

 

Una vecina jubilada comentó que “no es solo en Fanapel, está pasando en todo el país (…) no hay solución para nada (…) no sé hasta cuando va a durar esto”, “no sé como van a solucionar el tema del trabajo y el seguro de paro, donde está mi hijo [quien trabaja en una embarcación] trabajan 800 personas (…) ¿con qué van a cubrir eso? Tampoco es nada seguro, porque son unos meses y después ¿qué hacen?”

 

María nos contó que su prima trabajaba en Fanapel hasta que le enviaron al seguro de paro, y que “la gente acá necesita trabajo, sobre todo la juventud, que es el futuro (…) yo tengo nietos, ¿qué queda para ellos mañana? … Estudian y estudian, pero con estudiar nomás no alcanza...”

 

La preocupación en el pueblo es notoria, como también la bronca con el gobierno en muchos trabajadores, a los que no se les da ningún tipo de solución. Desde IST, nos ponemos a disposición para impulsar desde los sindicatos y centros de estudiantes, la solidaridad activa con los trabajadores de Fanapel que se encuentran en una situación dramática, como ya lo hicimos por ejemplo, con los obreros de JCDecaux, recolectando alimentos y dinero para los trabajadores.

 

Al mismo tiempo, exigimos al PIT-CNT, que convoque un paro de 24hs para rodear de solidaridad a los trabajadores de Fanapel, con asambleas para decidir un plan de lucha, por el reintegro de los despedidos (en Fanapel y el resto de las industrias), luchando por la estatización bajo control obrero. Solo unificando la lucha de todos los trabajadores y decidiendo desde abajo, desde la base en las asambleas, podremos abrir perspectivas de triunfo y luchar por nuestro derecho al trabajo.

 

¡Solidaridad con los trabajadores de Fanapel!

 

¡Basta de despidos!

 

¡Estatización bajo control obrero de toda empresa que cierre o despida!