Fanapel, Pamer, Molino de Dolores, Fripur... miles de empleos menos

Estatización Bajo Control Obrero de las Fábricas

que cierren, suspenda o despida trabajadores

Fanapel, Pamer, Molino de Dolores, Fripur: 

 

Se pierden miles de puestos de trabajo

El viernes 27 de enero hubo una gran movilización en Juan Lacaze, Colonia. Miles salieron a la calle para defender los puestos de trabajo. Es que empresa Fanapel en esta localidad, está parada y al borde del cierre y más de 250 trabajadores corren riesgo de perder el empleo. La Papelera de Mercedes, Pamer, ubicada en la capital de Soriano, tiene actualmente 65 trabajadores en seguro de paro. Sobre fines del mes de  enero, el Molino de Dolores ubicado el departamento de Mercedes, envió a 200 obreros al Seguro de Paro. Y en Montevideo las mil obreras de Fripur que fueron dejadas en la calle por la patronal, continúan sin poder siquiera cobrar los despidos a la pesquera.

El verso de la patronal de Fanapel es el mismo de todos los dueños de las fábricas, dicen que nos les “alcanza la ganancia”; de esta forma rebajan los salarios a los obreros, piden al gobierno que les quite más impuestos y les rebaje más la tarifa eléctrica. El sindicato ha declarado que no hay mucho margen para bajar aún más los salarios en Fanapel y que en los últimos tres años se redujo un 40% la masa salarial, afirmó el dirigente Marcelo Olaverry.

El gobierno del Frente Amplio, con el apoyo de Blancos, Colorados, el Partido Independiente y Novick, han abierto las puertas a la tercera planta de celulosa. Sin embargo, la industrias que procesan esa materia prima, como Fanapel y Pamer, están al borde del cierre. Desde el gobierno del FA se nos dice que el ingreso de estas plantas generaría nuevas fuentes de trabajo, pero la realidad está mostrando que miles de trabajadores están quedando sin empleo y los millones de dólares que ganan UPM y Montes del Plata ni si quiera quedan en nuestro país, sino que van a parar a sus cuentas bancarias en el exterior. Lo que si queda en Uruguay son las altas consecuencias ambientales que se acrecentarán con la tercer pastera. La industria del papel y el cartón se derrumba, contradictoriamente, cuando la materia prima es elaborada en nuestro país.

¿Cuál es la salida para los trabajadores?

Lamentablemente la gran mayoría de las direcciones sindicales frente a las situaciones que viven los trabajadores, recomiendan aceptar la rebaja salarial, el Seguro de Paro, que a corto plazo termina convirtiéndose en despidos. Muchos dirigentes sindicales llegan incluso a pedir que les rebajen los impuestos a la “industria nacional”, o les dan esperanzas a los trabajadores de embarcarse en una Cooperativa que lamentablemente, termina como Alas U, Metzen y Sena y tantas otras.

¿Hay que ayudar a la patronal “nacional”?

¿O los trabajadores debemos dar nuestra lucha con independencia de clase?

El patrón nacional como el extranjero tiene el mismo objetivo: obtener ganancias pagando miseria y super explotando a los trabajadores. A veces las diferentes patronales tienen roces entre ellos, pero mantienen un acuerdo de fondo: hacer que los trabajadores paguemos sus malos negocios y su crisis. Las luchas son llevadas de esa forma a un callejón sin salida, cuando la dirección sindical pretende cuidar la ganancia de los patrones para “sostener” algunos puestos de trabajo. Un ejemplo de ello es Fripur y la patronal “Nacional” de la familia Fernández. Estos estafadores que consiguieron préstamos del estado, rebaja en sus impuestos y son amigos del gobierno, dejaron a mil obreras en la calle y hoy hacen mucha plata con su nuevo negocio de energía eólica. Esto lo deberíamos tener muy presente.

Estatización Bajo Control Obrero le las Fábricas

que cierren, suspenda o despida trabajadores

Los trabajadores ya vienen sufriendo una rebaja salarial desde hace tiempo a manos de la patronal, avalada por las pautas de negociación salarial del FA. El gobierno del FA, en el caso de Fanapel ofreció una rebaja en la tarifa eléctrica de  un 25% hasta marzo y luego de ese mes rebajará el 30%. Pero la patronal de Fanapel, como todos los capitalistas, quieren más y nunca les alcanzará la ganancia.

Los obreros, si queremos conservar la fuente de trabajo, que ninguno de los trabajadores quede sin empleo y que no haya rebaja salarial, debemos organizarnos para dar una gran pelea que le exija al gobierno, no la rebaja de tarifas para los patrones sino que toda fábrica que cierre, suspenda o despida trabajadores, pase a manos del Estado bajo control obrero. Abriendo los libros contables que seguro mostrarán cómo se enriquecen sus propietarios. Esa es la consigna por la que hay que luchar en Fanapel, Pamer o Molino de Dolores.

Por supuesto que no es una tarea sencilla y que exige una lucha importante, unificada y de dirigentes que quieran pelear en serio, contra el gobierno y la patronal. También debemos exigir a los dirigentes del PIT-CNT que se la pasan negociando, que convoquen de inmediato a un paro general y rompan de inmediato el romance que los ata al gobierno. Si los obreros nos juntamos para luchar y ponemos a la cabeza a los mejores luchadores, tenemos la posibilidad de parar esta embestida, que hace que la crisis que generaron los capitalistas y el gobierno la terminemos pagando los trabajadores.